Disfrutar del vino en cualquier comida es mejor si sabemos qué vino elegir. Por eso, en esta ocasión te contamos qué vinos maridan mejor pescado.

¿Sabías que, según lo que comes, el sabor del vino también varía? Por este motivo, saber combinar nuestro pescado con un vino adecuado es clave.

Aunque de manera muy general se distingue entre vino tinto para carne y vino blanco para pescado, será mejor que especifiquemos.

Vinos para comer pescado

No todos los pescados son iguales, existen pescados más magros, grasos, menos grasos… por ello es mejor concretar para elegir un buen vino.

Vinos para pescados magros

Los pescados magros son, por ejemplo, el lenguado, la lubina, el rodaballo, la panga… Se trata de pescados muy sencillos de digerir con un contenido graso muy bajo. Para estos pescados, el vino más adecuado es uno delicado como un Chardonay, un Sauvignon Blanc, un Pinot Grigio.

Vinos para pescados semi grasos

Estos pescados son la trucha, merluza, rape, bacalao… Se trata de pescados blancos grasos o azules suaves. Para estos pescados recomendamos vinos con aromas más frutales y aromáticos o, incluso, algún tinto joven. De esta manera, acertaremos si escogemos entre las variedades blancas, el Sauvignon Blanc, Garnacha blanca, Chardonnay y entre los tintos jovenes, el Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, entre otros.

Vinos para pescados grasos

Hablamos de pescados grasos cuando tratamos con salmón, atún, caballa, pez espada… Su textura es más grasa. Para ellos precisamos vinos con cuerpo como Chardonnay o Sauvignon Blanc. Pero también podemos hablar de tintos como Merlot o Garnacha.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones? Descubre más acerca del mundo del vino en nuestro blog De Vino en Familia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?