¿Cuál es la diferencia entre un vino joven, un vino crianza y un vino reserva? Esta, sin duda, es una de las preguntas más frecuentes que se hacen muchas personas que empiezan a interesarse por el mundo del vino.

En primer lugar, y antes de entrar a analizar esta diferenciación, hemos de indicar que no en todas partes se clasifica el vino de la misma manera.

En Francia, por ejemplo, existe una diferenciación según los suelos de cada viñedo, por ejemplo Borgoña o cada mini región dentro de la AOC Burdeos tiene su clasificación propia (Saint Emilion, Médoc…)

Por su parte, si cruzamos el charco, en países como Argentina y Chile, pero también en otros puntos de nuestro planeta como Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, los vinos se clasifican según la uva (Malbec de Argentina, Pinot Noir de Nueva Zelanda, Carmenere Chileno, etc.).

En nuestro país, España, el vinos mayoritariamente se clasifica por el tiempo de envejecimiento, es decir, el tiempo que ha estado en barrica y botella antes de salir al mercado.

El vino en España se clasifica en cuatro grandes categorías: vino joven, vino crianza, vino reserva y vino gran reserva.

Diferencias entre vino joven, crianza y reserva

Vino joven

El vino joven no ha pasado por barrica y es embotellado nada más terminar su fermentación alcohólica.

Son vinos que se comercializan el mismo año de la cosecha y se suelen consumir ese mismo año o al año siguiente.

 

Vino crianza

El vino crianza pasa entre seis y doce meses en barrica y su envejecimiento consta de unos 24 meses.

La mayor parte del tiempo de maduración se realiza en botella. Ésta se coloca horizontalmente, sellada con su corcho y evitando la luz, así como el paso de oxígeno.

Sin embargo, cuando el vino crianza es un rosado o blanco, este tiempo de envejecimiento se reduce a los 18 meses, mientras que el periodo en barrica es el mismo.

 

Vino reserva

Los vinos reserva cuentan con un envejecimiento mínimo de 36 meses (tres años). De este tiempo, al menos un año debe ser en barrica y el tiempo restante en botella en condiciones muy parecidas a los vinos crianza.

Como sucede con los vinos blancos y rosados crianza, este tipo de vinos reserva, también tienen un periodo de envejecimiento menor. En este caso de 18 meses.

 

Vino gran reserva

El vino gran reserva es la máxima categoría de un vino en cuanto a clasificación en tiempo de envejecimiento.

Y es que un vino gran reserva exige un periodo de envejecimiento de unos 60 meses (cinco años). El tiempo en barrica es de unos 18 meses (un año y medio), mientras que el tiempo restante es en botella.

En caso de vinos gran reserva blancos y rosados el tiempo de envejecimiento es de 48 meses, siendo seis de estos en barrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.