¿Cómo afectan las características de cada suelo al vino? La composición de cada suelo es clave en el producto vinícola resultante.

En MGWines, además de hacer buenos vinos, nos gusta divulgar conocimientos acerca del maravilloso mundo del vino.

Por este motivo, en esta ocasión queremos hablar acerca de la estrecha relación entre los suelos de la vid y el vino resultante.

En España contamos con una geografía tan cambiante y diferente de unas zonas a otras.

El vino y los tipos de suelo

A continuación vamos a conocer los tipos de suelo más comunes en nuestro entorno vinícola, así como su posible influencia en los vinos.

Suelos arcillosos: Su capacidad para retener mejor los nutrientes y el agua da como resultado unos vinos más elegantes.

Suelos pizarrosos: Albergan poca materia orgánica, lo que los convierte en suelos pobres. Los vinos que surgen de estos terrenos tienen aromas minerales.

Suelos arenosos: Debido a una maduración rápida, encontramos vinos aromáticos, pero con una baja carga tánica. 

Suelos calizos: Vinos de buena calidad. Su acidez es baja, aunque un exceso de caliza puede desembocar en desequilibrios en el crecimiento de la vid.

Suelos graníticos: Da lugar a vinos con aromas minerales, una buena acidez y ligeros toques salinos.

Dicho esto, volvemos a indicar que, a pesar de la influencia de los terreno, no sólo es necesario tener en cuenta este factor – ya que además, normalmente, cada terreno está compuesto por diferentes porcentajes de cada elementos – sino también tener muy presentes otros múltiples factores como el pH o presencia de algunos minerales.

El vino y los minerales

Calcio: Favorece a la absorción de nutrientes y ayuda a que el suelo tenga una buena estructura,

Magnesio: Forma parte de la composición de la clorofila, así como la cantidad de azúcar de la uva.

Potasio:Permite la acumulación de azúcares, así como influye en el pH del suelo.

Otros factores que influyen en el terreno de la vid es el nitrógeno. Este aumenta su vigor y la productividad de la cepa. En exceso puede ser perjudicial para la calidad de la uva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.