¿Conoces en qué se diferencia un vino vegano de un vino ecológico? En MGWines te contamos más acerca de estos vinos para que aprendas a diferenciarlos y a apreciarlos.

Diferencia entre vinos ecológicos y vinos veganos

Vinos veganos

¿Qué es un vino vegano? Es lógico pensar, de primeras, que el vino en general es un producto vegano, es decir, que no contiene ninguna sustancia de origen animal.

Pero lo cierto es que, aunque venga de la uva, y su origen es totalmente vegetal no todos los vinos son veganos, ya que durante su proceso de elaboración, con objeto de eliminar proteínas, levaduras y otras sustancias, en algunas ocasiones participan productos de origen animal. Desde este momento ya no se considera a este vino vegano.

  • Caseína y caseinato de potasio: proviene de la leche
  • Albúmina animal en polvo: con origen en el huevo o en la sangre deshidratada
  • Gelatina: suele tener como origen cartílagos de animales.
  • Pescado

Pero, existen bodegas como Bodegas y Viñedos Venta La Vega que emplean otras sustancias en el proceso de elaboración, concretamente en el clarificado del vino como la bentonita o proteínas de cereales u hortalizas, es decir productos de origen vegetal.

Se trata de productos igual de seguros y efectivos para el clarificado. Cuando se utilizan en la elaboración de los vinos, los consideramos vinos veganos.

Vinos ecológicos

Si lo que diferencia a los vinos veganos es, principalmente, el origen de las sustancias empleadas en el proceso de clarificación, cuando hablamos de vinos ecológicos hacemos referencia a un producto cuyo proceso es natural y sostenible (independientemente de si se emplean o no sustancias de origen animal. El único requisito es que estas sean sostenibles).

¿Qué necesitamos para denominar a un vino ecológico? El vino ecológico tiene como origen uvas cosechadas en campos abonados con abonos naturales y orgánicos, sin utilización de ningún tipo de fertilizante o ningún tratamiento químico.

Entre estos abonos ecológicos encontramos los orujos o sarmientos naturales sobrantes de la propia fabricación del vino.

Si queremos obtener un vino ecológico, obviamos el empleo de abonos minerales, ni nitrogenados. Además, tampoco será considerado un vino ecológico si se queman los restos del cultivo, ya que significaría la eliminación de la flora microbiana del suelo.

Del mismo modo, un vino ecológico no puede tener una conservación en la que participen antisépticos ni antioxidantes.

¿Te gustaría probar nuestros vinos ecológicos y veganos? Descubre la sección de vinos Ecos y Veganos de nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.