Proteger el medio ambiente no está reñido con disfrutar plenamente de nuestra gastronomía. Los alimentos ecológicos van ganando terreno en las ciudades, de modo que podemos encontrarlos tanto en tiendas especializadas como en supermercados, aunque no siempre es fácil encontrar vinos ecológicos en estas superficies. En este sentido, Bodegas Lavia produce sus vinos D.O. Bullas siempre respetando su paisaje a la vez que conserva la calidad de la uva. Pero, ¿con qué podemos acompañar estos vinos?

Puede parecer complicado maridar correctamente un vino, y más si queremos que todos los productos estén cultivados de forma ecológica, pero la realidad es que solo necesitamos un par de claves para escoger la comida perfecta. Desde MGWines te proponemos dos cenas con las que combinar los vinos ecológicos de D.O. Bullas.

Una apuesta sobre seguro

Si lo que buscas es un plato con el que asegurar una cena sabrosa y elegante, te sugerimos que acompañes el Lavia + 2014 Ecológico con un entrecot a la parrilla, junto con una guarnición de verduras asadas. Este crianza aporta sabores intensos y tiene como protagonista las frutas del bosque para terminar con notas que recuerdan al carbón y a frutos secos. El final largo de este vino resalta los sabores de la carne, que luego se suavizan con las texturas de las verduras de temporada.

Lo más interesante de este vino singular, además de su delicadeza, es su elaboración totalmente sostenible con el medio ambiente, por lo que las tierras donde crecen sus viñedos están especialmente cuidadas. En este sentido, para conseguir que este menú sea completamente ecológico, sugerimos que la carne proceda de granjas que también actúen de forma responsable con la naturaleza.

Menú para paladares exquisitos

Un clásico entre los clásicos: la tabla de quesos. La combinación de quesos de diferentes intensidades y texturas con el Lavia Finca Paso Malo de Bodegas Lavia es la mejor opción para conseguir una cena deliciosa y refinada. Nuestro itinerario comienza con los quesos Rocamadour y Camembert, de consistencia suave y cremosa, siguiendo con otros dos un poco más intensos, como son el rulo de cabra y el Gruyère, para terminar con los sabores más fuertes y algo picantes del parmesano y el roquefort.

Aunque el vino ecológico y el queso son los protagonistas de esta cena, no podemos olvidar el acompañamiento de nuestra tabla. Teniendo en cuenta los sabores y texturas escogidos, la mejor opción sería escoger un pan blanco, otro de centeno y otro integral. Además, también se pueden añadir condimentos dulces como mermeladas o miel, o incluso frutos secos, como avellanas, almendras, pasas o grosellas deshidratadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.