Un estilo de vida dominado por los horarios, los compromisos y otras muchas actividades que realizamos a contrarreloj y de manera acelerada…En MGWines hemos llegado a una conclusión: debemos dedicarle tiempo a lo realmente importante, a nuestra familia, a la tierra, a nuestra pasión. Por eso hemos decidido cambiar de ritmo, y a esto le llamamos Slow Enology, una filosofía opuesta al estrés y a las prisas. Unos valores que nos permiten hacer vino al ritmo que nos marca nuestra pasión.

Slow Enology de MGWines

La filosofía slow nació en Italia con el periodista Carlo Petrini, que se pronunció contra la fast food con el movimiento slow food y este ha ido creciendo hasta alcanzar un nivel global. La filosofía Slow propone un ritmo de vida marcado por las necesidades del contexto, destacando la importancia de que cada uno sea dueño de su tiempo; estableciendo como premisa una vida plena y desacelerada. En nuestro grupo bodeguero familiar abrazamos esta filosofía y la importancia de disfrutar de nuestro tiempo a cada momento.

Por ello, en MGWines somos los pioneros en incorporar el concepto slow a la enología, y no solo eso, sino que lo convertimos en la nueva filosofía de trabajo pues, como saben los enólogos: un buen vino necesita tiempo.

El movimiento slow, en el sector del vino, supone primar la calidad del proceso y producto frente a la rapidez del desarrollo. El respeto hacia las necesidades de cada tipo de uva permite exprimir lo mejor de cada una. MGWines respira slow enology en cada paso, desde la elección de las variedades autóctonas para el provecho y adecuación al terroir, hasta los procesos de cultivo y tiempos de poso; dejando que el ritmo lo marque la naturaleza, la pasión y la experiencia, en vez del reloj.

La apuesta por la Slow Enology como filosofía de empresa, desafía la lógica comercial y deja de lado las tendencias. Persigue como fin la calidad de cada uno de sus vinos y el disfrute en el proceso de producción, por eso, todas y cada una de las bodegas que conforman nuestro grupo familiar son únicas e idóneas para cada una de las variedades autóctonas que cultivamos. Nuestra apuesta por la calidad hace que cada uno de los vinos sea singular y sean la mejor versión de sí mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.