Entrevista a Sebastien Boudon, enólogo de Bodegas Lavia

Entrevista a Sebastian Boudon

“Nuestros Lavia son elegancia, finura, personalidad, frescura todo en una misma copa”


Mi trayectoria

Soy originario de Burdeos, hijo de padres viticultores y bodegueros en este zona de gran tradición vinícola. Mi abuelo fue pionero en el cultivo ecológico ya en el año 1963 y soy la cuarta generación de la familia dedicada al mundo del vino.

Me formé como técnico en viticultura y enología en Bordeaux-Blanquefort e hice mis prácticas en Marc Tempé, situada en la región francesa de Alsacia y en el Domaine Brusset en Cairanne y Gigondas en el enclave del Valle del Ródano.

Mi carrera profesional prosiguió durante tres años en Francia. Un primer año, ejercí en Montagne-St-Émilion, en la región bordolesa, y los dos siguientes en Fronsac, una comuna francesa del departamento de la Gironda, en Aquitania. Cuando me trasladé a España, desde el 2003 hasta 2013, trabajé como Director Técnico de Casa Sicilia en Novelda y ya en 2014 me uní al equipo de Bodegas Lavia, pasando a formar parte de la familia MGWines. Además en 2015, asumí la dirección enológica de Bodegas Sierra Salinas en Villena.

¿Cuándo despertó tu pasión por el mundo del vino?

Creo que puedo decir que es una historia similar a Obélix, nací entre viñas y vinos. En casa era normal desde los 12-13 años ayudar a mis padres los fines de semana en la bodega o tratando la viña. También recuerdo que desde los 6-7 años en la comida familiar de los domingos, mi padre me daba a probar los vinos siempre que había un vino viejo de más de 10 años. Pero lo cierto es que fue bastante tarde cuando tuve claro que quería dedicarme al vino, alrededor de los 17 años.

¿Cuál es la tarea que como enólogo disfrutas más?

Ninguna en particular porque jamás me aburro y es con lo que más disfruto de mi trabajo. Con la viña, tenemos ciclos de 365 días, y ningún año se repite. Si piensas que sí, estás equivocado porque siempre algo distinto, es lo que me apasiona de mi trabajo.

¿Con qué varietal de uva te quedarías y por qué?

Viviendo en levante, evidentemente con el Monastrell, porque es el más adecuado a esta tierra y este clima tan rudo. Además, tiene varias caras, puede ser delicado y aromático, o puede ser tímido al principio y revelarse 10 años después con gran potencial de guarda. Es sin duda una variedad de futuro que probablemente será de las que mejor aguantará los cambios climáticos, por su poder de adaptación a altas sequías, inviernos fríos y terrenos pobres en materia orgánica.

¿Qué es lo que más te gusta del proyecto de Bodegas Lavia?

¡Todo! Lavia me ha resultado siempre muy familiar desde mi primera visita, será por el  paisaje, su clima, su terroir o sus vinos. No lo sé, pero Lavia no deja indiferente a nadie, tiene algo especial. Es un proyecto que se me parece porque quizás me recuerda a mis orígenes. Pero Lavia también es un gran equipo humano. Tengo la suerte de compartir mi trabajo con un equipo joven, involucrado y apasionado por sus labores y con quien se puede hacer un gran trabajo.

¿Qué nos puedes contar sobre los vinos de Bodegas Lavia para 2017?

Estamos empezando la campaña, no puedo hablar todavía de los vinos, prefiero hacer hincapié en el campo. Estamos muy ilusionados porque tuvimos un invierno atípico, con altas precipitaciones, acompañadas de 50 cm de nieve en nuestros viñedos. Estas condiciones especiales permitieron rellenar las capas freáticas lo que debería favorecer un buen desarrollo vegetativo en primavera y un verano probablemente menos estresante para nuestras cepas. Por lo cual la cosecha 2017, promete.

¿Qué hace especiales a los vinos de Bodegas Lavia?

Lavia es elegancia, finura, personalidad, frescura todo en una misma copa. Es la consecuencia del clima de altitud y sus suelos de aluviones, pero también de las prácticas de bodega poco intervencionistas tanto en elaboración como en crianza.

Son vinos que llaman la atención por no tener capas altas, pero aún así, envejecen de una manera estupenda. Invito a los clientes fieles a abrir las botellas de Lavia+ 2007 y 2009, son estupendas pero cada uno con su estilo propio.

Un maridaje que no falla.

Un Lavia con un arroz de verduras y costillejas.

¿Con qué personalidad le gustaría tomarse una copa de vino?

Más que una personalidad en particular, prefiero compartir y dar a conocer los vinos de Lavia. Me apetece más con mis amigos. Son vinos que se prestan para un abanico de gusto muy amplio, desde poco entendidos a expertos, no defrauda.

Pero también me apetece compartir un Paso Malo con mi pareja, también lo disfruta ella. 😉

¿Cuál es tu momento favorito para disfrutar de una copa de vino?

Los vinos son épocas, momentos, estados de ánimo, depende mucho. Un Lavia para chatear, un Lavia + delante de la chimenea o en la cena. En momentos románticos, un Paso Malo.

Tu época favorita en el viñedo.

Sin duda, la primavera, cuando arranca la “vida” después del descanso invernal.

Conoce los vinos de Bodegas Lavia

Antonio Galbis Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *