Catar un vino de la forma más tradicional. Observar el color, evaluar los aromas y los sabores de los vinos. Todo ello unido a un análisis del equilibrio entre la fruta, el alcohol, los taninos y la acidez. Este es el método que emplea el famoso crítico de vinos James Suckling para elaborar su lista de los mejores vinos. Sus puntuaciones son leídas y respetadas por los amantes del vino de todo el mundo.

Por este sinfín de razones en MGWines estamos encantado de que nuestros vinos hayan recibido grandes puntuaciones de Suckling y seleccionados entre los mejores vinos de España. Vinos procedentes de todas nuestras bodegas familiares han recibido excelentes comentarios y reseñas por parte del crítico, aunque sin duda, Ternario 2 de Bodegas Venta La Vega, premiado con 93 puntos, ha sido el mejor valorado. 

Un vino elaborado en el mayor territorio ecológico de garnacha tintorera de Europa con D.O Almansa, bajo estrictos procesos orgánicos para respetar al máximo el carácter de nuestras viñas. Elaborado 100% con Garnacha Tintorera, afinado durante seis meses en  pequeños fudres de roble francés, nos ofrece una certera interpretación de nuestra tierra.

La Monastrell ha sido la variedad que ha quedado en segunda posición. Esta es la uva que empleamos en Bodegas Lavia para elaborar nuestro magnífico tinto Lavia 2015. De color cereza y aromas de fruta fresca con toques de eucalipto y regaliz. Tan solo un escalón por debajo han quedado el Tilenus Piero de Bodegas Estefanía que se cultiva en la región de Bierzo de la variedad Mencia y el 1237 de Sierras Salinas. El primero de ellos es un vino de gran complejidad con abundancia de notas minerales y hierbas aromáticas. Su marcada personalidad otorga a quien lo prueba un post-gusto potente y aromático.

El segundo es un vino de calidad suprema, de un intenso y brillante granate de capa alta, limpio y elegante. En boca es jugoso, con una fruta madura, notas cremosas, toffee, regaliz y balsámicos con recuerdos a monte bajo.

Para elaborar tan exclusiva lista, Suckling, se basa en una misma regla desde hace años. Destina 15 puntos al color, 25 a los aromas, 25 al paso por boca y 35 a la impresión final. Por tanto, la máxima puntuación obtenido es un total de 100 puntos. Los cuales serían el sinónimo del cielo para los grandes amantes del vino.

El prestigioso crítico visitó nuestro país hace un par de meses junto a su hijo, que a su vez es subdirector de redacción y a uno de sus editores colaboradores. Durante su expedición Suckling degustó la nada desdeñable cifra de 2600 vinos en las bodegas de todo el territorio nacional para seleccionar los mejores vinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.