En los últimos años hemos asistido a una implantación de la moda ecológica en una amplia variedad de productos y sectores. Se trata de una tendencia al alza que por ciertas razones ha tenido mayor acogida según para qué. El sector vitivinícola, al contrario de lo que la gran mayoría de consumidores tiende a pensar, es un grupo innovador en todos los aspectos, pero especialmente en la forma de cultivo. Dando como resultado lo que hoy conocemos como vino orgánico o ecológico.

Nuestro fundador y presidente en MGWines, Luis Miñano, se embarcó hace ya casi una década en una aventura de uvas y barriles y desde el inicio se decidió aproximarse a un modelo más respetuoso con el medioambiente. Nuestro presidente se define a sí mismo como un fiel defensor del cultivo ecológico, pues en sus propias palabras, “respetar el entorno es clave para extraer la mejor esencia de las variedades autóctonas de la zona”.

La pasión, que Luis Miñano profesa queda reflejada en los vinos de las bodegas singulares del grupo familiar. Y es que cada una de las bodegas que forma esta gran familia, han sido especialmente seleccionadas por apoyar las variedades autóctonas de las diferentes regiones en las que se encuentran. Gracias a ello las plantaciones son mucho más resistentes por su elevado grado de adaptación al entorno.

En la actualidad, MGWines posee dos bodegas con certificación de producción y elaboración ecológica. Bodegas Venta la Vega (Almansa) es la última apuesta de la familia y recientemente incorporada al grupo, el microclima natural en el que se ubica a espaldas de la Sierra del Mugrón en Almansa. Desde el punto de vista agrícola, ha supuesto una barrera natural para las plagas, creando un microclima especial que hace que la finca pueda ser cultivada de forma natural y ecológica. Entre sus vinos orgánicos destacan los conocidos Ternarios, creación del enólogo, dos veces reconocido el mejor enólogo del mundo, Raúl Pérez.

En el mismo caso nos encontramos con Bodegas Lavia, que desde su inicio ha apostado por la producción y elaboración orgánica para el cultivo de su variedad estrella, la monastrell de altura, enclavada en la Venta del Pino (Cehegin – Murcia)

Recientemente, varias de las referencias de esta bodega han sido premiadas con elevadas puntuaciones en la Guía Peñín 2019.

Además de estas dos, Bodegas Estefanía en el Bierzo (León) también ha decidido emprender la fantástica aventura que supone la elaboración de un vino orgánico y ha creado Tilenus Ecológico de la variedad Mencia.

Aunque en España se trate de algo todavía incipiente, más allá de nuestras fronteras los clientes reclaman estos productos y los valoran positivamente con su confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.