Luis Miñano, hace ya siete años, encontró su forma de unir sus dos pasiones: el campo y los negocios. Como resultado, ahora lleva  las riendas del grupo bodeguero MGWines Group. Así es Luis Miñano, fundador y Presidente de una empresa familiar que es, además, una familia de seis bodegas singulares.


P: ¿Qué motivo llevó a Luis Miñano a hacerse bodeguero?

R: Mi pasión por la agricultura donde me vuelco profesionalmente en el año 1973.

P: ¿Qué hace singulares los viñedos y bodegas de MGWines Group?

R: Su localización y entorno, varietales de más de 30 años, la apuesta por pequeñas producciones y cultivo ecológico y sin duda la calidad de sus vinos.

P:¿Cuáles fueron los factores clave que te llevaron a invertir en cada una de las bodegas de la familia MGWines Group? ( Un factor o dato clave por bodega)

R: La integración de las bodegas en el Grupo comenzó en Villena, escogimos Sierra Salinas por su enclave en el paraje natural de la Sierra de Salinas y su moderna bodega con capacidad de hacer los mejores vinos de la zona con las varietales Monastrell y Alicante Bouschet.

En Bullas, descubrimos Bodegas Lavia, por su entorno en las cercanías de Sierra Espuña y viñedos de altura ecológicos con la variedad Monastrell.

En el Bierzo, adquirimos Bodegas Estefanía por su capacidad de elaborar caldos procedentes de vinos centenarios y su entorno, y también por su posición en el mercado con Tilenus y su singular enología característica de Raul Pérez en las variedades Mencía y Godello.

P:¿Qué horizonte próximo ve para MGWines? ¿Tiene pensado incorporar alguna bodega singular más a la familia MGWines este año?

R: Si, es probable, hoy estamos negociando un territorio ecológico para la puesta en valor de sus viñedos de Garnacha Tintorera para elaborar vinos libres de sulfitos añadidos y productos químicos con la implicación personal del enólogo Raul Pérez.

P: ¿Cómo conoció a Raúl Pérez, mejor enólogo del mundo del 2016?

R: Era y es nuestro enólogo en Bodegas Estefanía, y su vinculación con nuestro proyecto ha sido de gran importancia en la elaboración de nuestros vinos, entre ellos el Fondillón.

P: ¿Cómo descubrió el Fondillón de Alicante?

R: Lo descubrimos al adquirir la bodega de la familia Poveda en Monóvar y rescatando junto con Raúl Pérez todos los barriles monoveros que tenía, entre ellos toneles centenarios. Además hicimos un esfuerzo importante seleccionando sus añadas y certificando estas en la DO Alicante.

Tener la posibilidad de volver a poner en valor estas reservas y sacar al mercado este vino es uno de los proyectos de los que nos sentimos más orgullosos.

banner-revista-origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.